PADECOMSM en el Nuevo Siglo Destacado

Valora este artículo
(0 votos)

PADECOMSM EN EL NUEVO SIGLO

Se inicia un nuevo siglo y han pasado ya 12 años de vida de PADECOMSM y 6 de haber obtenido su personería jurídica. Atrás va quedando la prestación de los servicios básicos, especialmente en temas de salud y educación que la institución ha desarrollado en esta última década, pero con mayor énfasis en su primera mitad.

Los años finales de la década de los 90 y los primeros años del presente siglo significó para PADECOMSM un quiebre estratégico; transferir totalmente los servicios sociales que por Ley está obligado el Estado a prestar a sus ciudadanos; en ese sentido la Asociación suprimió las áreas de educación y salud y fortaleció aquellas donde la institucionalidad estatal no le alcanzaban sus brazos para llegar al territorio natural de intervención de PADECOMS. Por tanto se replanteó la misión de impulsar aquellas acciones orientadas a promover el desarrollo productivo y la gestión empresarial, la protección del medio ambiente y el desarrollo democrático y el fortalecimiento de la ciudadanía, los cuales fueron plasmados como ejes prioritarios en los siguientes planes estratégicos quinquenales.  

Ese quiebre estratégico duró alrededor de unos 4 años de 1998 a 2002 y durante ese periodo se promovió un esfuerzo mixto, que implicaba dejar de hacer poco a poco lo que tradicionalmente se hizo durante la década del 90 e iniciar el esfuerzo con la nueva misión institucional. En ese sentido una de las primeras apuestas fue implementar proyectos orientados a consolidar procesos de desarrollo integral participativo y consensado entre la sociedad civil y el Estado, que mejorara las condiciones de vida de la población de los municipios de la zona de intervención de PADECOMSM.

Bajo este enfoque y con el apoyo especialmente de la Fundación Interamericana (FIA) se implementaron acciones en los municipios de Torola, El Rosario, Jocoaitique y otros municipios de la zona norte del departamento de Morazán, encaminadas a mejorar la calidad de la educación de niños y adultos, que les permitiera un mejor desempeño en el proceso de desarrollo de sus comunidades, coordinar acciones de atención primaria en salud y formación de recursos humanos locales, que contribuyeran a la prevención de enfermedades comunes, fomentar y financiar iniciativas productivas agropecuarias y microempresariales rentables y sostenibles, contribuir a la creación y/o  fortalecimiento de las organizaciones comunitarias y conformar una alianza local para coordinar, concertar e integrar esfuerzos que impulsen el desarrollo de los municipios. Así como también el fortalecimiento de las capacidades organizativas para la incidencia política y la elaboración de propuestas para reinserción socio económica del sector lisiado y discapacitado del departamento de Morazán.

Como resultado de lo anterior un total de 476 personas fueron beneficiadas con transferencia de tecnología y con el otorgamiento de 615 créditos, 272 productores agropecuarios y 204 empresarios de la micro y pequeña empresa, principalmente en el área de comercio, habiéndose otorgado alrededor de USD$870,000.00. Se desarrollaron 396 talleres sobre aspectos agrícolas, ecológicos, administrativos, cívicos y de salud primaria, en los cuales participaron un total 1978 personas, que ahora cuentan con habilidades y capacidades en dichas áreas. Se establecieron coordinaciones Con los Ministerios de Educación y Salud Pública, permitiendo la canalización de recursos humanos (maestros) para centros escolares y el mejoramiento de los servicios de salud. En estos municipios se organizaron comités ciudadanos, destacándose el Comité Ciudadano de Consulta Social del municipio de Torola (CONSULTORA), el cual se ha convertido en un ente consultivo de referencia organizativa con representación a nivel municipal, a tal grado que ha sido capaz de movilizar recursos para el municipio.   

A nivel comunitario se proporcionó asistencia técnica en materia organizativa y administrativa, legalización y funcionamiento de 64 Asociaciones de Desarrollo Comunal, conocidas en el marco regulatorio municipal como ADESCOS, cuyas comunidades les ha permitido incrementar los servicios municipales dirigidos a sus territorios, fortalecer su participación en las diferentes actividades que se desarrollan en sus poblaciones y han gestionado y ejecutado algunos proyectos de medio ambiente, agua potable, mejoramiento de calles, escuela, nombramiento de maestros, introducción de energía eléctrica, construcción de casa comunal, construcción de viviendas, construcción de Centro de Bienestar Infantil, letrinas, pasarelas, predio para cancha de fútbol y pozos resumideros.

En el área productiva, se establecieron alrededor de 100 parcelas demostrativas y 40 fincas integrales con rubros de hortalizas como pipián, ejote, tomate y chile, frutas especialmente cítricos, marañón y cacao y especies menores como gallinas ponedoras, pollo de engorde, aves criollas genéticamente mejoradas y pelibuey.  

Se apoyó en la elaboración planes de desarrollo municipal con la participación de ADESCOS y los Comités de Desarrollo Municipal en Torola, El Rosario, Jocoaitique y San Fernando. Además PADECOMSM junto a otros actores locales del territorio lideró todo el esfuerzo de la organización y fortalecimiento de la Asociación de municipalidades del norte de Morazán, integrada inicialmente por 8 municipalidades de la zona y en la actualidad por 7, quedando fuera el municipio de Joateca por su integración a la micro región noriental del departamento.

Producto de este mismo esfuerzo se fortalecieron también las capacidades organizativas del sector lisiados y discapacitados del conflicto armado, beneficiando un total de 222 personas de este sector; así mismo se elaboró un programa de atención al sector.  Todo esta intervención significo una inversión de más USD$750,000.00 entre fondos de la cooperación internacional (FIA) y contrapartida institucional de PADECOMSM.

En general, estos primeros años de la década del 2000 significó el inicio de la construcción de alianzas locales, contribuyendo en el fortalecimiento del desarrollo democrático post guerra civil en el territorio. 

Siempre en la parte productiva y en este mismo periodo, con el apoyo del Proyecto de Desarrollo Rural del Nororiente de El Salvador (PRODERNOR) financiado por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) a través del Ministerio de Agricultura y Ganadería se impulsó un esfuerzo en la mayor parte de los municipios de la zona norte del departamento de Morazán con 400 pequeños productores agropecuarios orientado a un manejo más eficiente de los recursos productivos dentro de los sistemas de producción en el ámbito de microcuencas en zonas de ladera, en la búsqueda de una agricultura mas sostenible, dentro de un marco económico, social y ambiental, a través de una planificación participativa de uso y manejo de los recursos naturales.

En este marco se proveyeron servicios de apoyo a la agricultura de ladera fortalecidos para una mejor integración de esfuerzos intra e interinstitucionales y una mayor y más eficiente difusión de conocimientos, y con los productores y las productoras se brindó asistencia técnica en la organización productiva y en el diseño, gestión y ejecución de planes productivos en el ámbito de finca, comunidad y micro cuenca. Esto contribuyó al mejoramiento de la producción granos básicos con fines de seguridad alimentaria, el mejoramiento genético de especies menores y la diversificación productiva especialmente en hortalizas y frutas.

En un segundo momento con el apoyo técnico y financiero del Programa Binacional de Desarrollo Fronterizo Honduras – El Salvador UE/GOES/GOH, se trabajo bajo la línea de contribuir a generar un proceso de desarrollo socioeconómico en la zona fronteriza entre Honduras y El Salvador al norte del departamento de Morazán, incluyendo los 8 municipios de la zona, con los cuales se vio aumentada la capacidad de los gobiernos locales, instituciones y sociedad civil organizada para identificar, formular e implementar en forma concertada acciones de desarrollo local y binacional basadas en procesos de integración y planificación estratégica participativa; se hizo esfuerzos incipientes de incrementar el número de familias vinculadas a procesos económicos enmarcados en las dinámicas de integración y desarrollo local en la franja fronteriza; y crearon algunas condiciones para la gestión autónoma y sostenible de los recursos naturales a nivel local y binacional. 

Como institución en ese periodo, y dada la experiencia acumulada se involucró en la implementación del segundo componente del programa denominado Desarrollo Económico, impulsando acciones de fortalecer la diversificación productiva especialmente con cultivos de hortalizas, frutas y la producción de café. En ese sentido se destaca la organización y puesta en marcha de la Asociación de Empresarios de Productores Agropecuarios del Norte de Morazán (AEPANM), empresa que se ha ido consolidando en los últimos años con el fortalecimiento de canales de comercialización, con sistemas financieros de apoyo y con la promoción de la competitividad empresarial, líneas de apoyo que se brindaron desde ese entonces. Actualmente esta empresa tiene ventas de hortalizas por un monto de casi USD$500,000.00 por año a mercados formales como los supermercados Walmart y Selectos. Así mismo en este esfuerzo se destaca la organización de la Asociación de Caficultores Lenca de Morazán (ACALEM de RL), dado que el Foco de Atención integral 4: Apoyo a la Caficultura de este Programa Binacional de Desarrollo se constituyó en la semilla para que años después se organizara esta Asociación e iniciara no solo el mejoramiento de la producción, sino que también la generación de valor agregado, logrando el registro de la marca de café LENCAFE, con su respectivo registro sanitario y también estableciendo los primeros canales de comercialización del producto. Para este último resultado fue significativo el apoyo técnico y financiero de la Corporación Reto del Milenio (MCC) del gobierno de los Estados Unidos de América.   

Entre estos tres programas más el aporte de contrapartida institucional se invirtió en el territorio en capital humano, transferencia de tecnología, insumos o equipamientos alrededor de USD500,000.00.   

Durante la primera década del 2000 hasta la actualidad el componente de medio ambiente ha significado un área prioritaria para PADECOMSM, así que durante todo este periodo se han desarrollado 7 proyectos orientados a la conservación y restauración de los recursos naturales en los municipios de Cacaopera, Osicala y San Antonio (los dos primeros del departamento de Morazán y el segundo al norte de San Miguel), con el apoyo técnico y financiero del Fondo de la Iniciativa para las Américas (FIAES), cuyo propósito ha sido la gestión integrada de los recursos hídricos mediante la protección de zonas de recarga, promoción de sistemas alternativos de producción y mecanismos participativos para la gestión territorial en la cuenca del Rio Torola.

A excepción de los últimos proyectos, las acciones fueron encaminadas especialmente a la reforestación de áreas desprotegidas con énfasis en arboles forestales y a implementar obras de conservación de suelos y agua con la finalidad de reducir el deterioro de los suelos agrícolas y mejorar la infiltración de agua en las zonas de recarga hídrica; sin embargo en las últimas intervenciones se incorporó el fomento de la diversificación agro productiva y el emprendimiento empresarial  de productores/as por medio del fomento de cultivos no tradicionales y actividades agropecuarias sostenibles con la finalidad de mejorar la conservación de la cuenca  y la mejora de los ingresos económicos de sus familias. Así mismo se incorporaron esfuerzos de fortalecimiento de las capacidades de la ciudadanía por medio del ejercicio de la participación ciudadana y de herramientas de gestión territorial que permita la gestión del conocimiento, contribuir al manejo sostenible de la agricultura y prevenir los riesgos inherentes de las comunidades de la cuenca del rio Torola.

En todo este esfuerzo se beneficiaron más de 1000 familias, con las cuales se realizaron actividades como la producción de plantas en vivero, reforestación de áreas silvo pastoriles, establecimiento de parcelas forestales y frutales, encierros de aves de traspatio y cerdos, construcción de estanques de peces, establecimiento de musáceas en asocio con fríjol abono, establecimiento de parcelas de hortalizas (tomate, pepino, ejote y pipián), construcción de obras de conservación de suelos  (barreras muertas piedra, diques de palo pique, acequias de ladera, barreras viva zacate king gras), construcción de sistemas de lavaderos, protección de fuentes de agua, construcción de letrinas, construcción de cocinas, talleres de capacitación en temas diversos, concursos ambientales con niños y niñas de centros escolares, difusión de cuñas radiales y  diseños de políticas públicas relacionadas con la protección ambiental, entre otras.

Para la implementación de las actividades de estos 7 proyectos se requirió de una inversión estimada de USD$1.000,000.00 entre fondos de la cooperación del FIAES y contrapartida institucional.

Cuando habían pasado ya los primeros 3 años de la década del 2000, después de una reflexión interna institucional relacionada con género, equidad e inversión se priorizó en la agenda de la institución, la inversión en sectores como niñez, jóvenes y mujeres; en ese sentido se comenzó un esfuerzo relacionado a la gestión y movilización de recursos para apoyar a estos sectores. Un primer acercamiento a la temática lo constituyó la sensibilización y erradicación de las perores formas de trabajo infantil en pesca, basura y trabajo infantil ambulante, especialmente en mercados, y con el apoyo técnico y financiero de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a través del Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC) y el Programa de Información Estadística y Seguimiento del Trabajo Infantil (SIMPOC), se implementaron acciones para erradicar del trabajo infantil a más 1000 niños, niñas y adolescentes en el Mercado Municipal, Parque Barrios y Basurero Municipal de la ciudad de San Miguel y niños y niñas y adolescentes que realizaban trabajo infantil en pesca en Conchagua y La Unión. Esto debido a que como país se había establecido el compromiso de eliminar las peores formas de trabajo infantil, con la ratificación del Convenio 182 y su Recomendación 190. El Trabajo ambulante urbano, pesca y recolección de desechos sólidos en basureros se habían identificado por las autoridades competentes de El Salvador como las principales actividades peligrosas infantiles que se realizaban en el país.

Todo este esfuerzo estuvo centrado en tres direcciones. La primera orientada a la atención integral de 400 familias para la erradicación del trabajo Infantil, con procesos de sensibilización que modificaron positivamente los estilos de vida de los grupos familiares beneficiarios, y que asumieron además el compromiso de retiro de las 3 formas de trabajo infantil peligroso de sus hijos (pesca, basura y venta ambulante), así como también se facilitaron espacios que permitieron al sector joven–adolescente la preparación y habilitación para el trabajo y la construcción de una visión de vida.

La segunda orientación estuvo ligada a la prestación y/o acercamientos de servicios de programa de asociatividad y formación empresarial, donde alrededor de 350 padres, madres y/o responsables de niños, niñas y adolescentes desarrollaron capacidades organizativas y empresariales, logrando en alguna medida mejorar el nivel de vida y la gestión social de estos grupos familiares segregadores/as de basura. Así mismo con 40 de ellos se activó una sociedad cooperativa de recolección y comercialización de productos derivados de la basura mejorando los ingresos de los participantes mediante la transformación y/o venta directa de materiales recolectados a las empresas recicladoras. Este último esfuerzo fue acompañado financieramente por el Banco Interamericano de Desarrollo por medio del proyecto Fortalecimiento de Capacidades a las Familias Pepenadoras de basura del botadero de la ciudad de San Miguel que les permita mejorar el acceso a servicios sociales y oportunidades económicas ATN/JO-10324-ES JPO.

Y una tercera dirección fue agendar el tema del trabajo infantil en la institucionalidad del Estado y la opinión pública local, dado que las instancias de gobierno eran las llamadas a dar cumplimiento a los compromisos internacionales sobre la erradicación del trabajo infantil. En ese sentido se creó la Red Interinstitucional para la Erradicación del Trabajo Infantil en San Miguel y La Unión, constituidas por las principales entes de gobierno con presencia en el territorio: Ministerio de Educación, Ministerio de Salud, Ministerio de Trabajo y Previsión Social, Instituto Salvadoreño de Desarrollo de la Mujer, Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y la Adolescencia, Fiscalía General de la Republica, Procuraduría General de la Republica, Policía Nacional Civil y las Municipalidades. Con ellos se elaboraron planes de trabajo de acuerdo a su competencia y se desarrollaron campañas de sensibilización y visibilización de la temática en ambas ciudades, otras funciones fueron proponer directrices y lineamientos para la elaboración de planes, programas, proyectos y actividades; integrar y coordinar los esfuerzos desarrollados por las instancias participantes, establecer las áreas prioritarias; dar seguimiento a los programas y proyectos y proponer políticas públicas de carácter local relacionadas al tema; y fue así como se diseñó y oficializó la Ordenanza para Regular el trabajo infantil en el Relleno Sanitario de la Ciudad de San Miguel.

En seis años interviniendo en temas de trabajo infantil fue necesario la gestión y movilización de recursos logrando invertir más de USD$700,000.00 en las diferentes acciones, destacándose el financiamiento de la Cooperación Italiana y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La primera década del año 2000, también significó para PADECOMSM apostarle a la formación empresarial y la habilitación para el trabajo, es decir fortalecer el capital humano especialmente del sector joven. Así que desde 1998 a través de la Secretaría Técnica de Financiamiento Externo (SETEFE) del Ministerio de Relaciones Exteriores se canalizaron recursos financieros   para la construcción del Centro de Formación Vocacional Empresarial de Morazán (CEFOVEM), hoy Centro de Formación para el Desarrollo Local (CEFODEL), que en buena medida vino a constituirse en la continuidad de la Escuela Agropecuaria que había sido implementada para la formación de jóvenes en el área agrícola y pecuaria en la década de los 90 y que había funcionado en el municipios de San Fernando y Jocoaitique, en esos años.

Con la construcción de esta infraestructura, se dio un salto cualitativo en términos de la prestación de servicios de formación con un espacios más didácticos y pedagógicos y la estructuración de mallas curriculares, ampliando la oferta de servicios a la formación empresarial y vocacional en otras áreas como carpintería, ebanistería, coción de alimentos, electricidad, entre otros. Además de alquiler de salas de capacitación y ventas de servicios de alimentación y alojamiento. En síntesis se lograron formar más 250 jóvenes en estas especialidades.  

Del año 2005 en adelante también PADECOMSM, se trazó como eje prioritario de intervención posicionar en la agenda política local el tema de la transparencia y el acceso a la información pública, en ese sentido se desarrollaron tres programas relacionados con la temática en la zona norte del departamento de Morazán, el primero con el apoyo financiero de la Agencia Internacional de Desarrollo de los Estados Unidos (USAID), la segunda con el apoyo técnico de un especialista de PROGRESSIO y la tercera en el marco de coordinación interinstitucional con la Iniciativa Social para la Democracia. Con estas diferentes iniciativas se ha logrado capacitar alrededor de 100  miembros de los diferentes concejos municipales de los periodos 2006-2009, 2009-2012 y 2012-2015, en la cultura de rendición de cuentas y sobre la Ley de Acceso de la Información Publica de reciente aprobación. También se han desarrollado programas de capacitación de fortalecimiento de liderazgo, mecanismos de contraloría ciudadana, procedimiento para acceso a la información pública, presupuestos participativos, elaboración de agenda ciudadanas, incidencia política, etc. dirigidos a más de 200 líderes y lideresas comunitarias del territorio de intervención.

En los últimos años y después de procesos de reflexión, la sostenibilidad institucional desde el punto de vista político y económico, ha ocupado un espacio importante en los órganos tomadores de decisión; en ese sentido se procedió a una reforma profunda de los estatutos para poner a la institución en sintonía con las nuevas realidades y de acuerdo a la Ley de Asociaciones y Fundaciones sin Fines de Lucro. En esta misma dirección de oxigeno la membresía institucional con la incorporación de 6 nuevos miembros, todos con perfil profesional que sin duda le han dado aportes importantes en la nueva misión y visión de PADECOMSM.   

Dentro de la sostenibilidad financiera, a partir de 2006 el programa de crédito de PADECOMSM, se constituyó en un instrumento especializado en la prestación de servicios de micro finanzas, creándose la Sociedad Cooperativa PADECOMSMCREDITO de CV de RL., contando en la actualidad con 6 Agencias en la zona oriental del país, con más de 80 empleados y beneficiando actualmente alrededor de 6500 clientes. También se ha invertido en el holding financiero Inversiones Confianza SC de RL de CV y últimamente se está participando con capital de inversión en la conformación de la empresa AMC Guatemala. Esta apuesta estratégica a significado para PADECOMSM, encaminarse a sostenibilidad financiera de la institución, dado que no solo ha permitido sostener administrativa u operativamente a la organización, sino que también se han realizado inversiones importantes en proyectos dirigidos a la formación vocacional, empresarial y emprendedurismo con más de 100 jóvenes y el empoderamiento económico, social y político de 250 mujeres del municipio de Perquín y San Fernando. Anualmente se invierte un porcentaje importante de las utilidades generadas en esta dirección.

La venta de servicios de consultoría significo también otra apuesta importante en términos de sostenibilidad financiera lográndose acreditarse como empresa consultora ante el Fondo de Inversión Social (FISDL) y la venta de servicios en la elaboración de planes estratégicos municipales y procesos de rendición de cuentas para diferentes municipios de la zona oriental del país. Estos servicios fueron subcontratados con el FISDL y la Sub Secretaria de Desarrollo Territorial en el marco del Programa de Fortalecimiento de los Gobiernos Locales (PFGL).

El recién pasado 13 de abril de 2015 cumplimos 27 años de vida institucional; con mucha modestia podemos decir que se ha cumplido el sueño de todos aquellos hombres y todas aquellas mujeres, que aquel lejano 13 de abril de 1988 soñaron con que: PADECOMSM es autogestión y desarrollo.

Visto 608 veces
Modificado por última vez en 25 Junio 2015
Más en esta categoría: Memoria de Labores 2016 »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Acerca de PADECOMSM

Dirección: Barrio El Centro, Perquín, Departamento de Morazán, El Salvador

Teléfonos: (+503) 2680-4198 / 2680-4064

Correo Electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Próximos Eventos

Sin eventos

PADECOMSM Crédito